Los años pasan y las autoridades no responden.

Una mujer joven, un ser humano que tenía una vida normal, con sus responsabilidades, placeres y diversiones fue extraída de su normalidad un 13 de Diciembre de 2013 a la edad de 15 años.

Una historia tan sonada y, por desgracia, tan normalizada, que muchas veces las mismas autoridades las descartan diciendo “seguramente se fue con el novio”, “seguramente escapó con alguna amiga”, pero ningún caso de desaparición debe de tomarse a la ligera en los tiempos que nuestra sociedad vive.

Como agravante del caso de Abigail Jacqueline Amieva Pérez, ella fue perdida dentro del sistema de albergues, la última vez que se supo del paradero de Abi fue en la Casa de las Mercedes, I.A.P donde se sabe que tuvo una estancia desde el 20 de Noviembre de 2013 hasta el 13 de Diciembre de 2013.

Exigimos que se indague por qué ni autoridades, ni la I.A.P saben del paradero de Abigail después de casi cuatro años. Todas las OSC y las autoridades, deben de tener bien claro que en cuanto tenemos personas a nuestro cargo, debemos de garantizarles siempre la seguridad y la no re victimización.

Queremos, necesitamos que CPEA, (el Centro de Personas Desaparecidas y Ausentes de la PGJCDMX) rinda cuentas, transparente sus estadísticas y actúe con la debida diligencia. Está obligado a tener una página donde se concentren todas las personas desaparecidas y localizadas en la Ciudad de México, donde el número de desapariciones va en aumento.

Queremos saber cómo las buscan, quién las busca, o simplemente hacen los volantes y se los entregan a las familias para que ellas se hagan cargo de difundirlos y de buscar a sus familiares desaparecidos o ausentes.

Si tienen alguna información sobre Abi, por favor compartan y ayuden a encontrarla.

Responsable de la publicación:
Lic. Graciela Colin
Coordinadora SAR
CATWLAC
sar.mex.coord@gmail.com
5526141488

___

“Proyecto financiado por el Programa Coinversión para el Desarrollo Social de la Ciudad de México 2017, con recursos públicos del Instituto de la Mujer de la Ciudad de México”.

“Este programa es de carácter público, no es patrocinado ni promovido por partido político alguno y sus recursos provienen de los impuestos que pagan todos los contribuyentes. Está prohibido el uso de este programa con fines políticos, electorales, de lucro y otros distintos a los establecidos. Quien haga uso indebido de los recursos de este programa en la Ciudad de México, será sancionado de acuerdo con la ley aplicable y ante la autoridad competente”.