Un flagelo constante

Por desgracia vivimos en una sociedad la cual normaliza la objetivación de las mujeres, niñas y adolescentes. Y, erróneamente, se cree que las mujeres más vulnerables son aquellas que no tienen estudios o provienen de un extracto social humilde. Sin embargo, la historia y los datos demuestran una realidad distinta. En el 2016 se reportaron 70 casos de personas desaparecidas, presuntamente destinadas para alguna forma moderna de esclavitud, especialmente, la explotación sexual comercial.

Por cuestiones de seguridad de la víctima y sus familiares, algunos datos han sido modificados.

Una joven de 21 años, originaria de Zacatecas, la cual provenía de un núcleo conformado por madre, padre y junto con ella, ocho hermanas y hermanos. Si lo analizáramos superficialmente, una familia integrada normal, sin problemas.

Ella se encontraba terminando la preparatoria, su estrato social era medio-alto. Aunque sabemos que su nivel socio económico era acomodado, ella escogió trabajar para tener su propio dinero y ayudar a su familia. Trabajaba como mesera en clubes nocturnos y bares.

Sus padres la reportan como desaparecida en Septiembre de 2014. Durante la investigación que se realizó en conjunto con las autoridades se descubrió que probablemente se realizó una transferencia desde Zacatecas hasta Tamaulipas con fines de explotación sexual. Debemos recalcar que las autoridades locales, no proporcionaron ninguna asistencia.

En este caso detectamos que la manera en que la captan es a través del engaño y la seducción. Y ¿por qué?, a ella le ofrecieron un mejor trabajo, en donde iba a tener un excelente sueldo y que así podría comprarse todo lo que ella deseaba y así ofrecerle a su familia una mejor calidad de vida de la que ya tenían.

Le prometieron que sería un trabajo dentro de Zacatecas y que no debería de moverse de su ciudad. Sin embargo, esa no era la verdad. La engañaron.

A ella se la llevaron una noche del bar en el que trabajaba, y desapareció sin dejar rastro alguno. Se dice que se la llevaron los Zetas. Pasó a ser una cifra más de las más de 35,000 personas desaparecidas en nuestro país.

En este tipo de casos la única manera de prevenir estas situaciones, es tener conciencia de cómo, dónde y a quién busca la delincuencia organizada.

La prevención y el conocimiento de sus motivaciones es la mejor manera de no caer en sus redes.

Pero ¿qué es lo que ellos buscan? Por lo general, buscan mujeres jóvenes, niñas y adolescentes. Las formas más frecuentes de reclutamiento que usan son la fuerza, el engaño, la seducción, a través de conocer las rutinas, los gustos, preocupaciones y aspiraciones de las mujeres. Porque de esta manera les es más fácil engañarlas con las ideas y los anhelos que ellas tienen.

Desde la trinchera de las OSC’s, nuestras armas son la prevención y la visibilización de este flagelo, que a pesar del conocimiento de las autoridades sigue azotando a nuestro país y a nuestro continente.

No te dejes engañar. Yo aquí estoy contra la trata y todas las formas y modalidades de explotación.

Responsable de la Publicación: Lic. Graciela Colín
Coordinadora del Sistema Alerta Roja
Tel. 26-141488.