Las consecuencias de un like

Cuando hablamos de la trata de personas y explotación sexual, el imaginario general es que las mujeres, niñas y adolescentes son robadas o vendidas.

Y la realidad que nos aqueja el día de hoy es otra. Es una de las maneras más populares que utilizan los reclutadores para captar a mujeres, niñas y adolescentes.

Las mujeres que están en mayor vulnerabilidad son las mujeres jóvenes menores de 22 años y las mujeres adolescentes.

Estamos hablando de las redes sociales y la seducción que utilizan los reclutadores para captar a menores de edad y mujeres en vulnerabilidad.

Para este boletín por razones de seguridad cambiamos el nombre de la víctima para conservar su anonimato.

Patricia era una joven adulta normal, que asistía a la preparatoria; ella quería estudiar arquitectura. Paty tenía una vida social “normal” en apariencia. Tenía amigos, amigas llevaba una buena relación con todos sus compañeros y sus profesores. Las notas no eran ejemplares pero eran suficientes.

Esa era Paty, una mujer “normal”, pero en realidad lo pasaba muy mal en su hogar a puerta cerrada. Según declaraciones de ella posteriores a su rescate, ella se sentía extremadamente sola a pesar de tener muchos amigos y compañeros. Ya que al regresar a casa ella se encontraba sola a cargo de su abuela y su padre había desaparecido hace años. Su madre para solventar el hogar tenía dos trabajos. Patricia iba y venía sola todos los días y los fines de semana ella ayudaba a su madre vendiendo productos en un mercado sobre ruedas.

Paty manejaba redes sociales desde primero de secundaria. Un buen día llego un hombre más grande que ella por 10 años. Patricia en el momento de su desaparición tenía 19 años.

Todo comenzó de manera casual con un saludo.

Ella al sentirse sola, y el darle ese alivio para el estrés diario. Poco a poco Patricia fue dándole informaciones sobre su vida diaria, sobre su familia y lo que sufría.

Un buen día ella se enamoró y fue el momento en el que el reclutador hizo su movida. Se declaró y se “enamoraron”. El la convence de irse a su casa y así lo hizo Patricia.

Después de un tiempo el reclutador le empieza a decir que tiene que colaborar con los gastos de la casa y la obliga a prostituirse, y él se convierte en un sujeto extremadamente violento contra ella. Diario la golpeaba y la obligaba a tener relaciones con él y con extraños.

Al poco tiempo se embaraza y de ese modo el reclutador la amarra y la amenaza con su bebé. Sin embargo ella a querer salir de esta situación de violencia extrema huye de esa casa y regresa a su hogar. Se interpone una denuncia y se termina con la aprensión del sujeto.

La cuestión de prevención en estos casos es estar siempre pendientes de nuestras hijas, amigas, hermanas, parejas para así evitar este tipo de cuestiones que al final del día son momentos de vulnerabilidad que otras personas aprovechan para sus beneficios propios.

Responsable de la publicación:
Lic. Graciela Colín
Coordinadora SAR
CATWLAC
sar.mex.coord@gmail.com
5526141488

 

“Proyecto financiado por el Programa Coinversión para el Desarrollo Social de la Ciudad de México 2017, con recursos públicos del Instituto de la Mujer de la Ciudad de México”. “Este programa es de carácter público, no es patrocinado ni promovido por partido político alguno y sus recursos provienen de los impuestos que pagan todos los contribuyentes. Está prohibido el uso de este programa con fines políticos, electorales, de lucro y otros distintos a los establecidos. Quien haga uso indebido de los recursos de este programa en la Ciudad de México, será sancionado de acuerdo con la ley aplicable y ante la autoridad competente”.